¡Cobrar en tu comercio con el QR de MODO es muy fácil! Te dejamos nuestras recomendaciones para que puedas hacerlo exitosamente y sin ningún inconveniente:

Pedile a tu cliente que escanee el código a una distancia aproximada de 15 cm.
- Para una transacción más rápida, asegurate de que el código QR esté en un lugar donde no haya reflejo de la luz.
- Cada código QR es único por cada operación. En caso de que el cobro con QR haya sido rechazado y tu cliente necesite escanearlo nuevamente, vas a tener que generar un nuevo código
- En caso de imprimir el código QR, no dobles ni marques el cupón. Cualquier raspadura podría hacerlo ilegible. Apoyalo sobre una superficie plana para que tu cliente pueda leerlo.